'Un no parar' en tiempos de crisis

Nacho Corredor, 21 años, Ciencias Políticas en la Universidad Pompeu Fabra (UPF)


Un consejo (sobre)saliente: que nos cuestionemos todo, que no tengamos miedo y, mucho menos, vergüenza. 

Nacho Corredor odiaba "la mesa de los niños". Se indignaba cuando, en las comidas familiares, separaban a los adultos de los más pequeños. El prefería estar ahí, en medio de los grandes. Y escuchar de refilón la conversación del tío y la cuñada criticando la última ley. Por aquel entonces, tal vez ni siquiera sabía lo que era un partido político, pero años más tarde empezaría Ciencias Políticas en la Universidad Pompeu Fabra donde, ahora, cursa cuarto.

El nombre de Nacho Corredor suena. Tiene 21 años y es el fundador de Deba-t.org una organización sin ánimo de lucro que se encarga de conectar a jóvenes de diferentes ámbitos. “Interelacionamos personas, capital humano. Hemos creado un espacio que hasta ahora no existía”. Organizan cenas, eventos, conferencias, viajes, donde jóvenes de perfiles distintos (comunicación, empresa, economía, nuevas tecnologías, etc) se reúnen para hablar y compartir sus proyectos. La fundación Deba-t.org es una especie de think tank del siglo XXI en formato juvenil que sigue las directrices de un veinteañero. Se trata de poner en común proyectos y retroalimentar el capital social que está creciendo. Solo el 8% del financiamiento es público, lo demás proviene de la cuota de los socios o entes privadas, lo que les permite sellar su independencia. Deba-t.org no son las juventudes de ningún partido político ni sigue la estela de ideas concretas. Más que en la política, explica Nacho, nosotros creemos en ideas. Deba-t.org lo integran jóvenes de distintas ideologías y tendencias que tienen ganas de hacer cosas y discutir de lo que les rodea al acabar las clases. “Cuando me preguntan que qué gano yo con todo esto -dice Nacho- yo les contesto que he hecho como 4 másters acelerados. Todo el dinero que invertimos es para actividades de la misma fundación”.


Al margen de Deba-t.org, la trayectoria de Nacho se resume en "peros" y "yas". No llega a los 25 años pero ya colabora habitualmente como columnista en el El Periódico. Aún no ha acabado la carrera pero ya conoce, y de cerca, a altos cargos políticos como Carles Campuzano. No ha estudiado periodismo pero en su agenda de “Entrevistas” -de la A a la Z- ya consta Iñaki Gabilondo, Concha Campoy o Alfredo Urdaci. No es ningún empollón ni el primerísimo de su promoción, pero da conferencias en la Universidad ante 600 jóvenes que, asegura, “le imponen mucho más que un café distendido con Jordi Pujol”. Ana Pastor no era tan conocida, pero ya se fijó en él hace unos años cuando un Nacho algo más crío jugaba a moverse y a picar puertas. Tampoco es escritor, pero ya ha escrito un libro. No es famoso, pero tiene una página en Facebook con más de 1000 seguidores. No es Jordi Évole, pero en su versión junior ya le gustaba incordiar en el programa "El que queda de día". No tiene asesores, pero como si los tuviera. Se deja aconsejar por politólogos como Eduard Vallory, director general de la Barcelona Graduate School, que le repiten eso de “Nacho, cultívate. Nacho, lee. Nacho, ve al teatro.”


Lee tres periódicos al día desde un iPad nuevo que desenfunda con cuidado en una terraza en pleno Raval. Le gusta informarse y estar al día de todo. Además, es el precursor individual de un modelo educativo que se ha “hecho a medida”. “La universidad, tal y como está pensada ahora no incentiva a hacer tus proyectos personales. Si quieres hacer algo más allá de estudiar, no puedes, es un cacao”. Por eso, Nacho, se ha autoproclamado el “rector” de su propia institución. Cada trimestre se suele dejar una o dos asignaturas, y al final acaba en septiembre con cuatro pendientes. Se fabrica un hipotético cuarto trimestre, lo que le permite no detener sus proyectos paralelos durante el año y seguir un ritmo de trabajo moderado todos los meses. “He decidido que el título ya lo tendré, la diferencia seguramente la marco yendo al cine, al teatro, asistiendo a conferencias, visitando museos, o leyendo cada día el periódico. En definitiva, a base de mucha cultura”. 


Mirando al futuro, Nacho no tiene claro dónde se ve. Pero sí donde no se ve. No quiere ser funcionario, ni diplomático, ni nada en definitiva relacionado con la administración pública. Viste tejanos y sudadera, pero mientras hablas con él, olvidas su edad y su imagen insultantemente joven. Se aleja de la terraza porque ha quedado a las cuatro, iPhone en mano y al alcance de todo, contestando tweets o leyendo las críticas de su última columna. Basta pasar unas horas con él para entender aquello que le repiten a menudo sus amigos: “con Nacho todo es posible”. 

6 comentarios:

Anònim ha dit...

Me ha gustado mucho el personaje y la entrevista, por lo visto lo tiene muy claro.

gemma ha dit...

jovenes con ideas=proyectos=talento=futuro=emprendedores= jovenes (SOBRE)SALIENTES
Con ellos "... todo es posible"

Anònim ha dit...

mother of God.........

Bredins ha dit...

“He decidido que el título ya lo tendré, la diferencia seguramente la marco yendo al cine, al teatro, asistiendo a conferencias, visitando museos, o leyendo cada día el periódico. En definitiva, a base de mucha cultura”. grande!!

genials com sempre noies!

Anna y Andrea ha dit...

marina, tu també ets fan d'aquest quart trimestre, oi? Nosaltres també. L'hauriem de començar a implementar...
[gràcies sempre per estar per aquí...]

mini-gemma ha dit...

UAU, BRAVO I OLE!!!!!
UAU per la mentalitat d'aquest jove (sobre)saliente, em faig fan!!
BRAVO per les vostres entrevistes, que com sempre......lo valeis!!!!
OLE OLE OLE, ja que esteu demostrant que hi ha molts jovenes (sobre)salientes!!!!!!!

Publica un comentari a l'entrada

Licencia de Creative Commons
Jóvenes (sobre)salientes by Anna Pacheco y Andrea Gómez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.